La seguridad es esencial


La seguridad es esencial.
Por razones evidentes de seguridad, antes de ponerse en la carretera es preferible asegurarse de que todos los órganos vitales de su moto se encuentran en buen estado de funcionamiento.
Un vistazo antes de salir, para asegurarse de que todo está bien.

Las funciones vitales

Antes de cualquier salida, la prudencia requiere que se revisen rápidamente los órganos vitales de la moto: neumáticos, frenos, motor, transmisión. Se comprobará que los neumáticos no están rajados o deshinchados.

Neumáticos

 

Con un simple vistazo resulta difícil detectar una presión excesiva o deficiente en los neumáticos (si puede observarlo es que sólo le queda una cuarta parte de la presión recomendada). La comprobación debe llevarse a cabo cada dos semanas.

Siempre que coja la moto deberá mirar si sus neumáticos no han sido rajados por un objeto contundente, o si no tienen grietas finas en los laterales.

Transmisión

 

El cardan y las correas no plantean normalmente problemas, mientras que las cadenas exigen un mantenimiento regular. La tensión inadecuada o la alineación es algo que se oye al rodar, mientras que la necesidad de engrase se detecta con un simple vistazo. Una cadena que brilla necesita grasa.

Luces

 

Más aún que en coche y habida cuenta de la restringida superficie frontal, ver y ser visto en moto es un aspecto esencial para la seguridad.

Al contar normalmente con un solo faro, el ajuste de la iluminación resulta primordial. Cada vez son más las motos que cuentan con una rueda de ajuste accesible. Según los modelos, el cambio de una bombilla puede resultar fastidioso y conviene dejar nuestra moto en manos de un profesional.

¿Es necesario recordar que la luz de cruce es obligatoria para circular en moto? Además, las motos modernas ya no tienen interruptor para luz de cruce: se encienden automáticamente con el contacto. Es importante comprobar regularmente que funcionan las luces y los intermitentes, tanto los traseros como los delanteros, así como la luz de frenado. Pocas motos cuentan con las opcionales luces antiniebla.

Fugas

Su moto contiene numerosos fluidos: líquido de frenos, cardan, suspensiones, motor, caja de cambios, líquido de refrigeración, gasolina: las posibilidades de fuga son numerosas. Se detectan con un simple vistazo… siempre que la moto se limpie con regularidad.

Mandos

El embrague que endurece, el cable de acelerador que no vuelve del todo a su punto inicial: he aquí varias causas de posibles averías, y hasta de accidente.

Engrasar regularmente los cables es un gesto que aporta seguridad.

Mantener su moto limpia

Una moto limpia permite detectar inmediatamente las fugas de cualquier fluido: líquido de frenos, líquido de refrigeración, aceite del motor, suspensiones.

La limpieza de la moto también permite comprobar el estado de la transmisión para ver si se impone un engrase.