Limpieza y engrase de la cadena de tu moto


Muchas veces no somos conscientes de la importancia de mantener nuestra moto y sus componentes. Uno de ellos es la cadena, la cual tiene que estar en buen estado, limpia y bien engrasada para que realice su función correctamente, tenga una mayor duración y no nos dé ningún susto.

El estado de la cadena es muy importante en el funcionamiento de la moto. El buen mantenimiento de la cadena asegura que la cadena haga su función de transmisión correctamente desde el motor a la rueda trasera. Para ello, es bueno que entre cada 500 ó 1000 kilómetros, realicemos una revisión y limpieza de la cadena. Lo más cómodo para ti es colocar la moto sobre un caballete en la rueda trasera. De esta manera, podrás hacer rodar la rueda y acceder con facilidad a todos los tramos de la cadena. Antes de limpiar y engrasar, también es recomendable comprobar el estado de los dientes del piñón y la corona, así como la propia cadena y que ésta no esté destensada.

En la cadena se depositan sedimentos que se unen a la grasa y forman un poso que seca la cadena. Lo primero es hacerte con un desengrasante para cadenas. Hay que asegurarse de que sea adecuada para cadenas con retenes si la tuya lo es, debido a que los retenes que hay entre las placas son de goma y no son resistentes a ciertos disolventes. Si no tienes esto en cuenta, te cargarás la cadena y tendrás que cambiarla. Antes de aplicar el desengrasante, limpia la cadena de todo lo gordo con un trapo.

NUNCA MANIPULES LA CADENA CON EL MOTOR EN MARCHA.

Calcula tu seguro Más info en oficinas

Aplica el desengrasante limpiador sobre la cadena según haces girar la rueda trasera para que se aplique en todos los tramos de la cadena. Es recomendable dejar actuar el líquido durante 15 minutos. Puedes ayudarte con un cepillo de dientes para rascar mejor en las zonas más resecas . Después utiliza un trapo para quitar los restos de suciedad y grasa que queden y limpia la cadena entera.

Ahora es el momento de engrasar. Aplica el spray (o la propia grasa) por la parte interior de la cadena justo antes de pasar por la corona para que se reparta por todo el kit de transmisión. No te pases con la cantidad para que no caiga sobre la rueda o el freno, pero asegúrate de que queden bien lubricadas todas las zonas de la cadena. Si te pasas con la grasa, no pasa nada: retírala con un trapo viejo. Ahora espera alrededor de una media hora a que la grasa llegue a todos los rincones de la cadena de la moto antes de arrancarla.

Siguiendo estos pasos, alargarás la vida de la cadena de tu moto y circularás con ella sin llevarte ningún susto.